Truco de Windows 7: trabaja en cualquier ordenador con tus fuentes favoritas

Truco de Windows 7: trabaja en cualquier ordenador con tus fuentes favoritas

Mediante este nuevo truco para Windows 7 vamos a explicar cómo trabajar en cualquier ordenador con tus fuentes de texto favoritas. En muchas ocasiones, cuando se pretende visualizar un documento o una presentación en otro equipo que no es el propio, se corre el riesgo de no poder visualizar la fuente seleccionada por no estar ésta instalada en el nuevo ordenador.

A continuación, os explicaremos como solucionar este posible problema mediante una serie de sencillos pasos.

El primer paso será guardar en un pen drive (por ejemplo) tanto el documento o presentación que queremos abrir en otro ordenador como las fuentes que utilicemos en ellos. Éstas se encuentran en la ventana Fuentes que ahora veremos como abrir.

Cuando estemos en el ordenador en el que queremos ver nuestro trabajo, abriremos el Panel de Control de Windows, esta ventana que solemos utilizar para llevar a cabo la mayoría de las tareas de gestión y administración del sistema operativo.

Aquí iremos a ‘Apariencia y personalización-Fuentes’. Se abrirá una ventana Fuentes, similar a la que aparece encabezando esta entrada.

En la parte izquierda de dicha ventana, hay que clicar en ‘Configuración de fuentes’. En la nueva ventana que aparece clica la casilla ‘Permitir instalación de fuentes con un acceso directo’. A continuación, pulsamos en Aceptar.

De esta forma, habremos configurado el equipo para visualizar fuentes de texto que no estén instaladas en su disco duro.

Como decimos, lo habitual, será llevar dicho documento o presentación en una memoria USB. Buscaremos allí el archivo que contiene la fuente, haremos clic con el botón secundario del ratón sobre ella y seleccionaremos en la lista desplegada: ‘Instalar como acceso directo’.

Por último, abriendo de nuevo la ventana Fuentes del Panel de control, comprueba como aparece la fuente grabada con la típica fecha de acceso directo en su icono. Podremos utilizar dicha fuente siempre que mantengamos insertada dicha fuente a través de la unidad USB.

¿Te ha sido útil este truco de Windows 7? ¿Tienes alguna duda sobre los pasos descritos? Puedes realizarnos tu consulta a pie de esta noticia.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *