Trucos para acelerar Windows 7

Si tienes un ordenador con Windows 7, lo más probable es que tenga ya algunos añitos. Y como suele ocurrir, con el paso de los años, hay bastantes probabilidades de que la velocidad y el redimiento de tu PC se hayan reducido drásticamente, hasta el punto de ser incómodo de utilizar.

Pero no es necesario ni que te conformes, ni que cambies de ordenador. Si tu equipo ha dejado de funcionar como te gustaría, hay algunos trucos que pueden ayudarte a que vuelva a ser el de antes. Está claro que ninguno de estos trucos hace milagros y que si tu ordenador es demasiado viejo, siempre va a darte algunos problemas de velocidad, pero sí que puede ayudarte bastante seguir estos consejos.

Aumenta la velocidad de Windows 7 con estos trucos

Limpia el inicio

Los programas que se inician automáticamente ralentizan considerablemente el arranque del equipo. Escribiendo msconfig en el buscador de Windows, podrás acceder al menú de administrador y en la pestaña Inicio, desactivar lo que no sean necesarios en cuanto enciendes el equipo.

Hibernar en vez de apagar

Puede parecer muy tonto, pero si cuando vamos a utilizar el ordenador poco tiempo después lo dejamos hibernando en lugar de apagarlo, no tendremos que volver a pasar por la tardanza del inicio, cuando volvamos a sentarnos delante de él, ahorrando un tiempo considerable.

Para activar la hibernación, tendremos que irnos a Panel de control > Sistema y seguridad > Opciones de energía. En este menú nos iremos a Comportamiento de la tapa y dentro de la opción Cerrar la tapa, seleccionaremos Hibernar. Así, nuestro PC se hibernará solo en cuanto lo cerremos.

Eliminar las fuentes innecesarias

Las fuentes o tipos de letra consumen bastante memoria, lo que se traduce en más lentitud en el arranque. Para acabar con este problema, ve a Panel de Control > Apariencia y personalización > Fuentes y elimina todas las fuentes que no utilizas nunca, para que tu ordenador vaya más rápido.

Desactivar Aero

Aero es el software encargado de ofrecer efectos visuales como las transparencias, que quedan muy bonitos, pero que pueden resultar sumamente incómodos cuando el ordenador va lento. Para ello sólo tendremos que hacer clic en el botón derecho del ratón y acceder a Escritorio>Personalizar>Color de ventana>Habilitar transparencia. Con sólo este pequeño detalle tu ordenador irá bastante más rápido.

Si conoces algún otro truco para que Windows 7 vaya un poco más rápido, te invitamos a que lo compartas con nuestra comunidad en la sección de comentarios.

Comenta acerca de este artículo

avatar
  Subscribe  
Notificación