Instalación y mantenimiento de impresoras en Windows 7

por | 31 agosto, 2017

Aunque cada vez tiramos más de digital y menos de papel, disponer de una impresora suele ser necesario para la mayoría de los usuarios, oficinas y tiendas.

Pero a la hora de utilizar una impresora, no basta con elegir el modelo adecuado. También es importante saber como realizar la instalación y un mantenimiento mínimo. No son aspectos demasiado complicados, pero sí muy necesarios, si no queremos un quebradero de cabeza constante, a la hora de imprimir documentos.

Cómo instalar y mantener una impresora

Instalación de impresoras

Si tienes una impresora y un ordenador con cierto tiempo, probablemente tengas un CD con los drivers de la misma. En este caso, la instalación resultará bastante sencilla. Simplemente tendrás que introducir el disco en tu ordenador y seguir los pasos que aparezcan en él. Una vez que hayas terminado el proceso, estarás preparado para imprimir lo que desees.

Si no dispones del CD, tienes la opción de intentar buscar los drivers a través de Internet. Dependiendo del modelo de tu dispositivo de impresión, el proceso será uno u otro, pero en general se trata de unos pasos bastante sencillos, que no te costará demasiado realizar.

Limpieza

En ocasiones, las impresoras dejan de funcionar correctamente porque sus cabezales se llenan de polvo, llegan al final de su vida útil ó simplemente se secan tras un tiempo de inactividad, sobre todo en verano con temperaturas altas y si son cartuchos de inyección de tinta. Por ello, para que funcione correctamente es importante que nos aseguremos de limpiarla regularmente, de manera que la suciedad no se acumule.

Cambio de cartuchos

Otro problema por el que una impresora puede durarte demasiado poco, es porque utilices unos cartuchos de poca calidad, de lo0s llamados reciclados o compatibles. Es cierto que la tinta original puede llegar a resultar cara, por lo que buscamos opciones más económicas y en ocasiones terminamos por dañar la impresora. Esto es algo que debemos evitar, si queremos que la impresora nos dure tanto como esperamos.

Lo ideal es no buscar marcas alternativas, es decir, que si nuestra impresora es HP deberíamos usar cartuchos originales HP siempre que sea posible. Sobre todo, las impresoras con cabezales independientes del cartucho, si usamos cartuchos no originales, podemos dañar seriamente el cabezal original que venía con la impresora. En este caso, el coste del cabezal va a suponer mucho más que el coste del cartucho original.

En el caso de que prefiramos, normalmente por economía, decantarnos por otras opciones, es importante que elijamos una marca de cartuchos compatibles que sea de calidad. Si por ahorrarnos unos euros vamos a terminar dañando nuestra impresora, no nos saldrá a cuenta. El cuidado y el mantenimiento de nuestro sistema de impresión, deben ser tan importantes como el precio.

¿Y tú? ¿Cómo cuidas tu impresora para no tener problemas en un futuro? Te invitamos a que te pases por la sección de comentarios, que encontrarás al pie de este artículo y nos cuentes tus experiencias a la hora de dar un buen uso a tu sistema de impresión ya sea laser, inyección de tinta o matricial.

Comenta acerca de este artículo

Se el primero en comentar!

Notificación
avatar